Feministas arrojan papas fritas y mayonesa al primer ministro belga

El "Grupo Activista Feminista Revolucionario", indicó que las papas y la salsa con la que atacaron al primer ministro, Charles Michel , son un símbolo de la austeridad que vive el país europeo.
AFP

El primer ministro belga, Charles Michel, ha sido objeto este lunes de un ataque protagonizado por varias feministas del movimiento Liliths, que le han arrojado patatas fritas y mayonesa mientras participaba en una conferencia.

Al grito de "Fuera austeridad, Michel vete", las jóvenes han interrumpido al primer ministro cuando tomaba la palabra en una charla con empresarios en el Círculo de la región de Valonia, en la localidad belga de Namur, al lanzarle un cucurucho de patatas fritas -símbolo gastronómico belga- y rociarle con botes de mayonesa.

Michel ha abandonado rápidamente la sala, embadurnado de salsa, y las activistas han sido desalojadas a continuación por los servicios de seguridad, a quienes la acción les ha pillado de sorpresa.

Quince minutos después, el jefe del Ejecutivo belga ha reaparecido en la sala y ha pronunciado el discurso que tenía preparado.

La página web del movimiento explica que la acción se ha llevado a cabo en un periodo "de vacas flacas", durante una conferencia privada para exponer el programa político y económico del Gobierno federal, ante un grupo de "grandes jefes y financieros de la región".

"El modelo social se destruye en nombre de una competitividad absurda que deja el bienestar de la población a la puerta de los ministerios", dice el comunicado publicado por el grupo.

"Al pueblo belga sólo le quedan las patatas con salsa de austeridad. Por eso le hemos tirado (a Michel) a la cara el símbolo de una Bélgica que (el Ejecutivo) está desmantelando", añade.

Liliths se define como "Grupo Activista Feminista Revolucionario".

Por otra parte, Michel prometió el domingo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a través de Twitter, que en "pocos días" recibirá unos gofres, en respuesta a una broma de Obama en una rueda de prensa donde hizo mención a lo "delicioso" que está ese dulce belga, otro de los iconos de la gastronomía local.

EFE