Francia desmantela una red terrorista que enviaba yihadistas a Siria

A la cabeza de esta supuesta red terrorista estaba un hombre de origen chechén de 46 años que estuvo siendo objeto de escuchas telefónicas, y se encuentra encarcelado desde finales del pasado año, señaló el periódico de Lyon.
EFE

Una red de envío de yihadistas a Siria encabezada por un excombatiente chechén ha sido desmantelada en Francia, donde por el momento han sido detenidas cuatro personas, informó hoy "Le Progrès".

A la cabeza de esta supuesta red terrorista estaba un hombre de origen chechén de 46 años que estuvo siendo objeto de escuchas telefónicas, y se encuentra encarcelado desde finales del pasado año, señaló el periódico de Lyon.

Las conversaciones telefónicas que se le interceptaron vinieron a confirmar las sospechas de que era un islamista radical que ayudaba a la financiación de grupos que iban desde Chechenia a combatir a Siria.

Los jueces antiterroristas que dirigen la instrucción le acusan igualmente de haberse encargado del viaje de su cuñado hasta Damasco para combatir al régimen de Bachar al Asad.

Tras haber resultado desfigurado en 1999 durante la guerra de Chechenia, llevaba desde 2003 en Francia, donde se había nacionalizado en 2008.

Su abogada reconoce que su cliente ha mantenido su combatividad contra Rusia, pero considera que es exagerado hablar de un grupo terrorista.

Fue arrestado en Villeurbane, se encuentra encarcelado desde finales de 2013 acusado de terrorismo. Otras tres personas han sido detenidas en este mismo sumario en Saint Etienne (sureste de Francia), Estrasburgo (noreste) y Rodez (sur).

La información sobre el desmantelamiento de este grupo llegó un día después de que el Gobierno francés reconociera que hay elementos que hacen sospechar que la hermana de Mohamed Merah, conocido como el "asesino de Toulouse", se ha ido a Siria a reunirse con su pareja, un salafista que lleva tiempo allí para luchar con grupos yihadistas.

Según fuentes oficiales francesas, que han recibido información de España, Souad Merah, de 35 años, embarcó el pasado día 9 con sus cuatro hijos de 10 meses, 3, 10 y 14 años en Barcelona en un vuelo de la compañía Turkish Airlines a Estambul.


EFE