Foto:

El director peruano Francisco J. Lombardi presentó hoy en Lima su largometraje "Ella", un ejercicio que se disfraza de thriller para reflexionar acerca de la creación artística y la obsesión por la pérdida del ser amado.

Protagonizada por la mexicana Patricia Garza y los peruanos Paul Vega, que lleva sobre sus hombros y en solitario buena parte del metraje, y el debutante Rómulo Assereto, se trata de "una película pequeña, intimista y minimalista", como dijo Lombardi en rueda de prensa.

El cineasta peruano, ganador del Goya en 1990 por "Caídos del cielo" y del premio a mejor director en San Sebastián en dos ocasiones ("La ciudad y los perros" en 1985 y "Bajo la piel" en 1996), emplea en esta ocasión el mismo punto de partida que en su anterior cinta "Un cuerpo desnudo": la presencia del cadáver de una mujer.

En esta ocasión la trama gira en torno a Alfredo (Vega), un pintor cuya obsesión por su trabajo exaspera a su mujer Luna (Garza), quien durante una discusión fallece accidentalmente en el baño de la casa que ambos comparten.

A partir de ahí, Lombardi desarrolla la obsesión de Vega por entender a su mujer, a quien intenta retratar sin éxito una y otra vez en una búsqueda que explora los orígenes de la creación artística.

"Quería tratar de los fantasmas de la creación, del conflicto entre el artista y su obra", afirmó el cineasta peruano. Los mejores momentos de la película, sin embargo, sobrevienen tras el descubrimiento por parte de Alfredo de que su mujer escondía un amante, lo que propicia que la cinta adquiera claves de género policial o thriller durante los que el protagonista deambula por Lima saltando de pista en pista hasta descubrir quien es ese otro hombre.

Son también las secuencias en las que Vega se muestra más sólido, capaz de trasmitir sin diálogos la obsesión de un hombre por conocer a su mujer muerta y cuál era el papel que esta ocupaba realmente en su vida.

Acostumbrado a construir sus películas a través de las palabras, para Lombardi esta cinta "tenía el desafío de una hora de película prácticamente sin diálogo durante la que intentaba explorar la sensación de pérdida", según el propio director. Este desafío es "una especie de ejercicio en el que buscaba algo diferente" y tras el que le apetece retornar a películas con más personajes, escenarios y desarrollo dramático.

Lombardi también habló sobre la otra limitación con la que se encontró durante el rodaje de "Ella", la necesidad de rodar en formato digital, en vez del tradicional 35 mm, algo que venía impuesto por un proyecto limitado por su bajo presupuesto.

"Eso siempre es una limitación, no es lo mismo que 35 mm, te limita a la hora de probar cosas distintas, a nivel visual, arriesgarte más porque tienes el temor de cómo va a quedar", explicó el realizador peruano. Lo peculiar y minimalista de la propuesta también ha supuesto un problema a la hora de buscar distribución para la cinta.

"Se ha demorado en estrenarse porque no encontrábamos los cines, no teníamos las puertas abiertas. No es una película tan sencilla, no nos estaban persiguiendo para darla, pero hay etapas y etapas y yo creo que tenía ganas de hacer algo distinto", resumió Lombardi.

La película se estrena el próximo jueves en Lima con 12 copias, tras lo que iniciará un recorrido por los festivales de Europa y América Latina.

EFE