Fugan todos los reos de cárcel del Congo

Ésta es la tercera fuga en masa que se registra desde noviembre pasado en cárceles de la RDC. El 16 de noviembre pasado, 180 presos escaparon de la cárcel de Angenga.
Foto: EFE (referencial)

Un total de 41 presos escaparon ayer, martes, de la cárcel de Ngandajika, en la provincia de Kasai Oriental en la región centro de la República Democrática del Congo (RDC), informó hoy "Radio Okapi", que cita fuentes del gobierno local.

No solamente se escaparon todos los presos, sino que el personal de guardia se retiró del lugar dejando abandonadas sus armas, confirmó Jean Kayembe, el administrador del territorio de Ngandajika, localidad situada a 90 kilómetros al este de Mbuji Mayi, la capital provincial.

La cárcel de Ngandajika había sido establecida en las antiguas celdas de la comisaria de la localidad y todo el edificio se encontraba en muy mal estado debido a la falta de mantenimiento, añadió el portavoz, quien no mencionó si hay sospechas de que los guardias de seguridad hayan colaborado en la fuga de los reclusos.

La policía ha declinado dar mayores detalles del incidente, excepto para confirmar que durante la noche del martes se recibieron denuncias de la sociedad civil acerca de disparos en el área y que cuando los efectivos policiales llegaron al lugar, los presos y los guardias ya no se encontraban allí.

Ésta es la tercera fuga en masa que se registra desde noviembre pasado en cárceles de la RDC. El 16 de noviembre pasado, 180 presos escaparon de la cárcel de Angenga, en la provincia Ecuador, en el noroeste del país, y el día 27 de ese mes otros 33 reclusos huyeron de la prisión de Buluo, en la provincia de Katanga, en el sudeste congolés.

En Angenga, los presos habían denunciado reiteradamente las malas condiciones del centro penitenciario, la falta de alimentos y de asistencia sanitaria para los enfermos, y también se quejaron de las demoras en la tramitación de sus expedientes judiciales por parte de los tribunales, según informó en la ocasión "Radio Okapi".

Por su parte, los que se escaparon de Buluo, una prisión de alta seguridad, eran casi todos condenados a largas penas de prisión y lograron fugarse tras sublevarse y atacar con cuchillos a los guardias de seguridad y a los soldados que custodiaban el establecimiento, algunos de los cuales murieron en el incidente.

En su mayoría, los fugados aún no han sido capturados por las autoridades, subraya "Radio Okapi". EFE