Giovanni Paredes, propietario del camal de Yerbateros, sostuvo que el empresario Rodolfo Orellana, quien se encuentra prófugo de la justicia “está protegido por fuerzas oscuras del Estado”.

Agrego que está claro y está demostrado que “Orellana tiene gente infiltrada en todos los estratos del Estado y hasta puede estar escondido en un cuartel”.

Paredes garantizó que hay interés político en protegerlo, porque durante los gobiernos de Toledo, García y Humala se ha dejado que Orellana carcoma al Estado. "Orellana ha hecho lo que ha querido con la justicia", expresó en RPP Noticias.

De otro lado, manifestó que el congresista Heriberto Benítez debería ser desaforado para que se defienda de las acusaciones en su contra por el caso “La Centralita”.

A inicios de semana, el empresario brindó su declaración ante la comisión que investiga el caso de Orellana en el Congreso. En esa reunión señaló que él le entregó documentos a José Peláez, ex fiscal de la Nación, advirtiéndole sobre la supuesta mafia que dirigía en el Ministerio Público Peláez, pero no hizo nada.