Iluminación y duchas térmicas con energía solar en Pampas Galeras

Escolares de Pampas Galeras vinieron a Lima para conocer el mar; pero más de uno querrá devolver la visita para conocer cómo utilizan la energía solar en su escuela.
asesoria global

Una  escuela ubicada en la zona más deprimida de Pampas Galeras en Ayacucho, funciona con energía solar para iluminar, de una manera respetuosa con el medioambiente, sus instalaciones y el uso de duchas con agua caliente, para la higiene de los más pequeños

Un grupo de alumnos de esta Institución Educativa, parte de un proyecto de internado educativo bilingue, llegaron a Lima para conocer el mar y  los principales atractivos turísticos de la capital; pero más allá de esa lúdica experiencia, también lo hicieron para contrastar la multiculturalidad de nuestro  país que les permita entender que en el Perú coexisten muchas razas y costumbres.

El proyecto es impulsado por la Fundación Civil Comunitaria que permite que los hijos de pobladores campesinos de la zona de Pampas Galeras y aledaños puedan estudiar, recibiendo no sólo material educativo adecuado, sino vivienda, salud, vestido y alimentación.

El objetivo de la visita es que repliquen la experiencia con otros niños, de tal manera, que a su regreso editarán composiciones y relatos orales para contar lo vivido y preparar a sus compañeros a su próxima visita a Lima. 

“La zona contaba con tres escuelas, pero las distancias o las condiciones climáticas como lluvia o nevada impedía que los niños accedan al servicio. Así decidimos crear un internado, con pabellones diferenciados para niños y niñas y luego de conseguir las aprobaciones de la UGEL ya funciona con el sistema de alternancia educativa bilingüe desde hace año y medio”, señala Willy Contreras, representante de la Fundación Integración Comunitaria. 

La población escolar ,explica Contreras,  se ha duplicado en los últimos meses y hoy han formado un instituto de inicial para los educandos preescolares. 

“Hemos desarrollado un modelo de alternancia educativa con quince días en la escuela y quince en sus comunidades para que apoyen a sus familias aprobado por el Ministerio de Educación. Pero la idea del programa es que otras comunidades repliquen el ejemplo en Puno o Arequipa, donde hay tanta necesidad”, refiere.

Este programa implementó un sistema de biblioteca, acceso a internet y un modelo de alimentación financiada por el denominado Grupo Solidario y monitoreo de salud.  “Con el ingreso a la era digital se les abre un mundo nuevo. Esto es inclusión social que va en la misma línea de este gobierno que, con tanto acierto, está impulsando. Este crecimiento económico del que se habla se puede ver mejor en la costa, pero en la sierra muy poco; lamentablemente”.