En su sexto y último recorrido procesional de este año, la imagen del Señor de los Milagros salió este mediodía de su templo, acompañado de miles de fieles creyentes.

La avenida Tacna y alrededores fueron cerrados al tránsito vehicular para facilitar el desplazamiento de la imagen y de la multitud de fieles que siguen la sagrada imagen.
   
El cardenal Juan Luis Cipriani ofició una misa en honor a la venerada efigie del Cristo de Pachacamilla, durante la cual oró por el Perú para que reine la paz y el progreso en nuestra tierra.

La efigie luego inició su recorrido por el jirón Huancavelica  hasta llegar a la avenida Tacna. Posteriormente, ingresó a los jirones Ica y Chancay, donde recibió el homenaje de la hermandad.

Una vez culminado el tributo, la imagen del Cristo de Pachacamilla tomó  la avenida Emancipación, y luego la avenida Tacna para ingresar regresar al monasterio de Las Nazarenas.

De esta manera se cerró el mes de cultos al Señor de los Milagros, imagen religiosa que congrega año a año una de las más grandes manifestaciones de fe católica del mundo.