Un gran incendio que se inició al promediar las 03.30 de la tarde en la parte alta de uno de los edificios que rodean la Plaza Dos de Mayo en el centro histórico de Lima fue controlado por los bomberos; quienes, sin embargo, tras cinco horas de ardua labor, aún permanecen en la zona del siniestro para terminar de apagar los focos de fuego que podrían reavivar las llamas.  

Debido al incendio once personas han resultado afectadas mientras que varias partes internas de la antigua casona han colapsado.

Hasta el lugar llegaron 40 unidades del Cuerpo General de Bomberos para atender la emergencia, 7 ambulancias y 4 vehículos portatropas trasladando a efectivos policiales. El lugar donde se registra el siniestro era usado como depósito de cueros e insumos para la fabricación de calzado, materiales inflamables que avivaron el fuego.  

El jefe departamental de los Bomberos de Lima Centro, comandante Mario Casaretto informó en RPP Noticias que dos techos del tercer piso han cedido, esto a consecuencia de la acción del fuego y la fuerza del agua usada para apagar las llamas.

Pese a las dificultades ocasionadas por la escasez de agua, los bomberos hicieron denodados esfuerzos para impedir que las llamas se extiendan a los pisos inferiores. Efectivos de la Policía acordonarion el sector para evitar que los transeuntes resulten heridos con las maderas y bloques de adobe y quincha que cayeron desde la cornisa del edificio cuando los bomberos luchaban contra el fuego. 

También se restringió el tránsito vehicular y peatonal desde la altura de la cuadra 8 de la avenida Alfonso Ugarte, por ser una vía de acceso a la Plaza Dos de Mayo.   

ONCE PERSONAS AFECTADAS

El Sistema de Atención Móvil de Urgencias (SAMU), informó que hay once personas que resultaron afectadas por el incendio y que reciben atención médica. Precisó que uno de ellos es un menor de 6 meses de nacido que fue ingresado al área de emergencias del hospital Arzobispo Loayza.

Indicó, que también un joven de 20 años que sufrió una caída en la parte exterior del edificio en llamas fue llevado al mismo nosocomio. Informó, además, que dos bomberos fueron atendidos por presentar síntomas de asfixia.

La funcionaria preciso que el SAMU ha dispuesto cinco equipos para atender las emergencias que se verifiquen durante el siniestro.
 

FALTA DE AGUA

Los bomberos reportaron que la falta de agua  impide controlar el incendio. El comandante Casaretto, lamentó la ausencia de hidrantes en la zona del siniestro.

Sedapal y la Municipalidad de Lima, colaboran con cisternas para abastecer a las unidades de bomberos, pero la ayuda resulta insuficiente pues el agua se agota a los pocos minutos.