Internos de penal Lurigancho rezan por víctimas del terremoto Japón

Un grupo de 300 reclusos utilizaron la expresión corporal para escenificar un Padre Nuestro, y le dedicaron un "Ganbare Nihon" (Fuerza Japón) a los damnificados del terremoto.
Referencial

Un grupo de 300 reclusos del penal de San Pedro, ex Lurigancho, escenificaron hoy una oración por la población japonesa afectada por el terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo, y le dedicaron un "Ganbare Nihon" (Fuerza Japón), informó hoy el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Los internos de este centro penitenciario, uno de los más poblados del país, utilizaron la expresión corporal para escenificar un Padre Nuestro, que finalizó con las palabras de solidaridad y apoyo.

El acto contó con la presencia del primer secretario de la embajada de Japón en Perú, Ryosuke Yamkura, quien agradeció la iniciativa y reconoció que la misma le había conmovido.

A su turno, el presidente del INPE, Wilson Hernández, señaló que los reclusos quisieron realizar esta oración para enviar un mensaje de fuerza, cariño y esperanza al país nipón.

La actuación de los reclusos es fruto de un taller de expresión corporal impartido a los internos en los 22 pabellones del penal de Lurigancho, que cuenta con una población superior a los siete mil reclusos.

El INPE tiene previsto replicar ese taller en otros penales del país, como un medio de apoyo al tratamiento que imparte a la población carcelaria. EFE