Internos del penal Castro Castro producen panetones por campaña navideña

Con el lema: "Panetón San Miguelito, quedarán presos del sabor", 15 internos encargados de la panadería presentaron dicho producto.

Un panetón relleno de castañas, bautizado como “San Miguelito”, fue presentado este jueves por los internos del taller de panadería del penal Miguel Castro Castro, cuya producción para esta campaña navideña llega a las 500 unidades diarias.

Con el sugestivo lema: “Panetón San Miguelito, quedarán presos del sabor”, los 15 internos encargados de la panadería, presentaron su producto estrella al presidente del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), José Luis Pérez Guadalupe, quien realizó una visita al establecimiento.

El funcionario manifestó que el equipo de maestros panaderos se ha propuesto superar la producción actual y llegar a las 5.000 unidades. 

Refirió que el panetón navideño, que se elabora desde hace tres años, cuesta 12 nuevos soles en bolsa laminada (al por mayor a S/. 10) y cuenta con RUC, por lo que paga impuestos al Estado. Los interesados pueden hacer sus pedidos llamando al 672-6769.

“Los internos calculan que mensualmente retribuyen al fisco la cantidad de mil nuevos soles”, dijo.

“Esto es destacable, pues mediante el tratamiento penitenciario sienten que desde su internamiento su proceso de reinserción está en marcha, porque además de contribuir con sus familias económicamente, pueden resarcir el daño causado a la sociedad colaborando con el Estado en la construcción de postas médicas, orfanatos, carreteras, entre otros”, manifestó.

Agregó que el panetón tiene registro sanitario vigente. “De esta manera Digesa certifica la calidad del producto, sus buenas condiciones de elaboración y adecuados ambientes, lo cual es una garantía ante el público consumidor”, remarcó. 

“Producen, además, 7,000 panes todos los días para la población penal que hoy alcanza las 2.500 personas”, indicó.

DESAYUNO ANDINO

El panetón San Miguelito fue degustado en un desayuno andino al interior del recinto penal con productos como chocolate, kiwicha, queso fresco, mermelada de aguaymanto, chicharrón de cuy y variedad de panes.

Un simpático “Ekeko” humano, que acompañó a un músico arpista, puso la nota simpática durante el evento en medio de una exhibición de imágenes hechas en cerámica fina.

El taller de panadería comenzó sus funciones el 10 de julio de 2001 y cuenta con un ambiente de 20 por 20 metros cuadrados, y está equipado con un horno, una máquina amasadora, una cámara fermentadora, una máquina divisora, una batidora, mesas de acero quirúrgico y accesorios. 

El presidente del INPE anunció que para el 2013 el taller contará con nuevo equipamiento que duplicará su capacidad de producción, gracias a la ayuda de la embajada de Alemania que donará un horno de última generación.

El establecimiento penal Miguel Castro Castro tiene una población actual de 2.500 internos.

ANDINA