Javier Prado: 3 mil unidades de transporte público saldrán de corredor

A partir de julio se prevé aumentar a 125 buses azules, pero para no saturar la vía con tantas unidades, la MML debe cumplir con el retiro progresivo de las 3 mil unidades que compiten.
Andina

Unos tres mil vehículos de transporte público deberán salir del corredor Javier Prado-La Marina-Faucett en el plazo de un año, contados a partir de julio próximo, informó el director del consorcio Javier Prado Express, Emilio Cillóniz.

En diálogo con Andina, Cillóniz explicó que se trata de unidades que compiten en su recorrido con los buses azules del corredor. Dicho retiro está contemplado en el contrato de operación suscrito con Protransporte y coincidirá con el inicio de la preoperación del servicio, que por el momento está en período de prueba.

Cilloniz resaltó que una de las preocupaciones fundamentales de Protransporte -entidad de la Municipalidad de Lima- es cumplir lo establecido en el contrato. "Ellos van a dar las instrucciones a la Gerencia de Transporte Urbano de Lima para que las cumpla", refirió.

Actualmente, el consorcio, en su período de prueba, brinda servicio con 45 unidades. A partir de julio se prevé aumentar a 125 buses azules, pero para no saturar la vía con tantas unidades, la comuna metropolitana debe cumplir con el retiro progresivo de las 3 mil unidades que compiten.

El titular del consorcio refirió que tras reiniciarse el período de prueba el sábado 25 de abril, se han realizado algunas mejoras y "día a día" el servicio tiene más aceptación por parte de los usuarios.

PASAJEROS DESTACAN ORDEN Y RESPETO

En un rápido sondeo de Andina a los usuarios de este corredor, éstos destacaron que el servicio les ofrece mayor comodidad, limpieza, orden y respeto por los paraderos durante sus viajes.

Asimismo, los usuarios manifestaron que en los buses azules reciben un mejor trato por parte de los conductores, con mayor educación y amabilidad, y que por ello ya no tienen problemas con las tarifas ni se sienten inseguros en sus recorridos.

No obstante, reclamaron una mayor presencia de orientadores en los paraderos, así como una mejor programación de los horarios y los intervalos en que transitan los buses. También dijeron que algunos paraderos no están debidamente señalizados y que algunas veces tienen esperan más de diez minutos por el servicio.

La población universitaria de Lima es una de las más beneficiadas con este corredor, ya que muchos jóvenes viajan largos trayectos en los buses y sólo pagan el medio pasaje, es decir, setenta céntimos.

"La mayoría de los que toman los buses azules somos universitarios, porque nos conviene. Viajamos más cómodos, en orden y también más rápido", declararon jóvenes de la Universidad San Ignacio de Loyola, que tiene su campus cerca del paradero La Molina.

CHOFERES FELICES

Por otro lado, conductores de este corredor indicaron que se sienten más contentos y tranquilos trabajando allí, pues ahora tienen más tiempo para pasar con sus familias.

"La diferencia es que aquí se trabaja de una forma más educada, más tranquila y con un mejor horario", indicó Roy Camarena, chofer de uno de los buses azules, quien antes trabajaba en el transporte público convencional.

El conductor, padre de tres hijos, añadió que ahora tiene más tiempo para departir con su familia y realizar actividades con sus niños como salidas al cine y paseos al campo.

"Quizás económicamente no se gane como antes, pero se vive y se trabaja más tranquilo. Incluso los pasajeros se comunican mejor con nosotros, a nosotros también nos han inducido a que el trato sea mejor, por eso el pasajero es lo más importante para nosotros", agregó.

ANDINA

 

TE PUEDE INTERESAR:

La ampliación de la ruta troncal del Metropolitano será financiada por el Gobierno central.

Posted by RPP Noticias on Domingo, 17 de mayo de 2015