La modelo argentina Julia Orayen, quien escandalizó a México por lucir un atrevido escote durante el debate entre los candidatos presidenciales de ese país, firmó un contrato por 170.000 dólares con la revista Playboy, para la que posará desnuda.

La “edecan”, como ha sido reconocida por su más reciente función en el sorteo de turnos para el primer debate mexicano, ha logrado un acuerdo a escala continental con la publicación para adultos, reveló radio Fórmula.

Orayen repetirá el plato, ya que en 2008 ya había posado para Playboy, sin embargo, su nombre se hizo famoso tras lucir un escotado e inapropiado vestido durante la transmisión en vivo del debate mexicano.

La argentina, que lleva unos 14 años radicada en México, afirmó que los organizadores de la polémica no le dieron instrucciones sobre qué ropa usar y aseguró que no tenía ningún otro vestido adecuado.

“Nunca me los probé y nunca nadie me dijo las opciones. La única opción de largo que yo tenía era el vestido blanco”, dijo.