La boxeadora nacional y campeona mundial Kina Malpartida canceló la conferencia de prensa que había programado para explicar el confuso incidente que tuvo con un taxista en Barranco y con la Policía Nacional.

"Amigos de la prensa espero que me entiendan, pero en estos momentos prefiero no dar ninguna declaración sobre lo sucedido en Barranco. Hay  detalles que necesito aclarar en la tranquilidad de mi hogar y eso es lo que voy a hacer en estos días.  Próximamente me comunicaré con cada uno de ustedes para brindarles mi versión de los hechos. Mil gracias por su comprensión y el apoyo de siempre", señaló en un comunicado que fue entregado a los periodistas que esperaban en un restaurante de la avenida Javier Prado.

 

Según información preliminar, el taxista identificado como Pablo Robles Gómez (37), cuyo vehículo tiene la placa AIX- 699, pidió apoyo policial indicando que Kina había usado su servicio y no quería pagar.

El taxista señaló que la campeona de boxeo abordó el taxi tras salir de la discoteca Dragón Rojo, ubicado en la cuadra 2 de la avenida Nicolás de Piérola, en Barranco, y luego recordó que su vehículo estaba en la cochera del local.

Regresó, y cuando se iba en su carro, le reclamó su pago sin respuesta alguna, por lo que la siguió y pidió apoyo al patrullero que se encontraba en la zona.

La prueba cualitativa de alcoholemia salió positiva, indicaron las fuentes, mientras continúan las investigaciones.