RPP Jorge Portuguez

 Augusto Razuri Ramirez

Administrador, Profesor ESAN – CAEN

 

Tema: La Inclusión Social versus el Asistencialismo

 El mayor activo para un país es el capital humano y es ahí donde se tiene que alcanzar el desarrollo humano como base para logar una sociedad justa, solidaria y humana. Es en este aspecto que el Perú invierte aproximadamente 8 mil millones de nuevos soles del Presupuesto de la República en los programas sociales, tales como Juntos, Vaso de Leche, Comedores Populares, PRONAA, etc., pero los resultados en los últimos 20 años muestra que la pobreza a disminuido del 64% al 31% con un PBI promedio del 5% y tenemos una pobreza extrema aproximadamente de 10% en la actualidad.

 En este aspecto que el desafío del Perú está en erradicar la pobreza y esto se va hacer con un crecimiento promedio del PBI 8% en los próximos 10 años con la finalidad de alcanzar un índice de 5% de pobreza en nuestro país.

 Nos  preguntamos que significa ser pobre en el Perú, no es otra cosa que tener 3 soles diarios para su manutención, no contar con servicios de agua, desagüe, electrificación, educación y salud de buena calidad y no estar conectado mediante una infraestructura moderna, es decir no se tiene la presencia del Estado. En la actualidad el Perú tiene una política de conectividad con el mundo a través de la firma de los Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, Japón, Comunidad Económica Europea, etc. donde uno se pregunta como hacer participes a esos 3.0 millones de peruanos en extrema pobreza de los beneficios de la modernidad.

 La respuesta en un corto plazo esta en focalizar de una manera eficiente a esta población objetivo, llevando los programas sociales a dicha población y en forma conjunta propiciar una economía industrial con valor agregado, generando empleos productivos, con una descentralización fiscal, capitalización de los centros poblados,  inclusión de la ciencia y tecnología y con ello disminuir la brecha social donde se busque la formalización de la pequeña y micro empresa que representa el 95% de la economía y donde hay  3.5 millones de dichas empresas y que en el último año solo se han formalizado 100,000 microempresas.

 Para lo cual se requiere  una serie de iniciativas tales como la reducción del crédito financiero, simplificación administrativa por parte del Estado, capacitación, esto mediante el fortalecimiento del Gobierno Corporativo, los Programas Revalora y ProJoven que nos permita generar pequeñas empresas exportadoras y con ello estar en la capacidad de certificar con Normas de Calidad Internacional que nos permita ingresar al mercado extranjero con productos y/o servicios de calidad.

La reflexión final será cual es la estrategia más efectiva para insertar a los pobres del Perú a la modernidad o de seguir con una política de asistencialismo por otros 20 años más.