El condenado expresidente Alberto Fujimori hizo este jueves una airada defensa para que se mantenga la orden judicial que ordena al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) le retorne el acceso a un teléfono público en prisión.

"Quieren asesinarme, un homicidio premeditado, y la forma es: matando a cuentagotas mis neuronas", expresó Fujimori dirigiéndose a la sala que resolverá la apelación presentada por el INPE.