RPP-Referencial

Los 63 libreros que conforman la Asociación Boulevard de la Cultura Quilca están inmersos en un litigio judicial y podrían ser desalojados si la justicia favorece al Colegio Seminario de Santo Toribio Arzobispado, que le alquilaba el local, en el Centro de Lima.

Con una demanda de desalojo a cuestas, los comerciantes piden que se les amplíe el plazo de alquiler hasta que encuentren un lugar donde reubicarse, puesto que el contrato de arrendamiento del inmueble, que abarca el 251-255 y 259-261-263 del jirón Quilca, venció el 31 de diciembre del 2008.

Aunque la parte demandante señala –entre los motivos–  el vencimiento del contrato y el frustrado intento de conciliación, los libreros aseguran que no han recibido una carta notarial del Seminario y la conciliación no se llevó a cabo.

"Nosotros hemos puesto en valor este local", alega Pedro Ponce, presidente de la Asociación Boulevard de la Cultura Quilca en declaraciones al diario La República.

El diario precisa que intentó comunicarse con el abogado del Arzobispado de Lima, Natale Amprimo; sin embargo, se negó a declarar. Solo indicó que los trámites sobre los inmuebles pertenecientes a la institución que defiende se encuentran en el Poder Judicial.

El caso es visto por el Juzgado de Paz Letrado y el fin de esta historia se conocerá el 28 de enero del 2014, cuando ambas partes se reúnan nuevamente.