Brasileños, italianos, españoles, entre otros hombres de diferentes nacionalidades se han unido a los rebeldes de Donbás y Donetsk para luchar contra el ejército ucraniano.

¿Qué pueden estar haciendo estos extranjeros peleando en una guerra que no es suya? Algunos señalan que reciben un pago por ello, mercenarios que andan de guerra en guerra ofreciéndose al mejor postor y arriesgando sus vidas. Aunque ellos aseguran que lo hacen por apoyar a los separatistas y para enfrentar al imperialismo norteamericano.

Acusan a los Estados Unidos de estar detrás del golpe al presidente Víktor Yanukovich y colocar un presidente marioneta que vela por los intereses de occidente.

Andrea Palmeri y Antonio Cataldo son dos italianos que se encuentran luchando en posiciones estratégicas de Donbás, resistiendo los bombardeos del ejército ucraniano.

Palmeri ocupa la posición de francotirador. Él es uno de los que dice que está ahí para ayudar a la gente pues se identifica con ellos. Tiene 35 años y es originario de Lucca, habla ruso fluidamente y dice amar a Rusia.

"Amo a Rusia. Vine aquí a ayudar a la gente. Los ucranianos han bombardeado a mujeres y niños. No existe ninguna guerra civil. Una guerra civil consiste en dos bandos que combaten, no en un ejército regular que bombardea deliberadamente a mujeres y niños. Esto es una masacre", dice.

Afirma que recibe 300 dólares para “gastos”. Similar es el caso de su compatriota Cataldo de 30 años que trabajó como contratista militar en la Libia de Gadafi. “Ahí sí gané mucho dinero pero acá no”, sostiene.

El brasileño Rafael Santos Miranda, de 26 años y natural de Sao Paulo, pelea en Donbás también, y está en ese lado del mundo para pelear contra el imperialismo norteamericano.

En una oportunidad fue herido durante un bombardeo y las esquirlas le perforaron el pulmón y dañaron su columna, pero una vez recuperado volvió a caminar y ahora está luchando nuevamente.

También están el caso de un grupo de españoles, quienes fueron detenidos cuando regresaron a su país.

Se habían desplazado en el 2014 cuando estalló todo y combatieron de inmediato en grupos de separatistas prorrusos.

Se les acusó de actos que atentan contra los intereses de España en el exterior.

Con información de Sputnik