Medalith Rubio

Un cuadro refleja sentimientos, emociones y el mundo interno de su creador, que con cada trazo sobre el lienzo deja parte de su ser cada nueva obra artística. Carlos Revilla, uno de los pintores más destacados, plasma en sus cuadros diferentes aspectos de la vida, experiencias, anhelos, y hasta situaciones que podrían parecer sacadas de la fantasía.

Las cosas que se van haciendo depende de tu sensibilidad, hay que observar el mundo y pensar que cosa esta sucediendo en tu entorno”,dice el pintor.

La obra de un artista pasa por diversos cambios y etapas durante su vida, y se reflejan en sus pinturas donde se aprecian mujeres, rostros, naturaleza muerta, paisajes, entre otros.

Tuve varias etapas, primero hice retratos, es sumamente difícil porque hay esta toda la personalidad del alma, luego de varios años me fui a Europa y hay comencé mi propio lenguaje que ha ido  cambiando, porque uno no piensa ni pinta lo mismo cuando tiene 20 que cuando tiene 60”, anotó.