Luis Fernando Cabeza fue trasladado a Miami y su deportación es inminente

El joven brutalmente golpeado por policías fue trasladado desde cárcel de Orlando al Centro de Detención de Inmigración, de Crown, Miami, desde donde se espera sea deportado en lapso de 7 a 15 días.

El vicepresidente del Parlamento Andino, Alberto Adrianzén Merino, y el parlamentario andino, Hildebrando Tapia Samaniego informaron que el migrante peruano Luis Cabeza Valdivia, agredido en días pasados inhumanamente por agentes de la Policía estadounidense, fue trasladado este jueves de una cárcel común de Orlando al Centro de Detención de Inmigración de Crown, Miami, en donde, de manera inminente, recibirá su orden de deportación al Perú en un tiempo aproximado de 7 a 15 días.

“Nos comunicamos hoy (jueves) con los hermanos del peruano detenido. Ellos han perdido toda esperanza de otorgamiento de libertad a su pariente. Pagaron una fianza para ello, pero como el caso ha pasado a manos del  Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), la deportación es el camino inminente”, sostuvieron los parlamentarios.

Refirieron que, según les han manifestado la familia Cabeza, al recibir la noticia de su segura expulsión, Luis Cabeza entró en una crisis nerviosa porque sabe que tendrá que separarse de sus queridos amigos, dejar su trabajo y volver a empezar desde cero. 

“Hemos gastado alrededor de 25 mil dólares para sacar de la cárcel a mi hermano.  Ya no tenemos más dinero para seguir apelando; Luis  tampoco desea que sigamos comprometiendo la economía de la familia por una causa perdida. Lo que pedimos es que, cuando él llegue al Perú, lo ayuden a rehacer su vida. Es un extraordinario estilista, con aptitudes para trabajar en cualquier prestigioso spa del país”, sostuvo Juan Carlos Cabeza, el mayor de los hermanos Cabeza Valdivia.  

El Parlamento Andino-Perú señaló que el tratamiento del caso de nuestro compatriota ha sido de lo más injusto, pues él a todas luces fue la víctima, agredido por un mal policía norteamericano de nombre Frederick Dantes, con 10 juicios abiertos por abuso físico en su haber, y ahora, a pesar de todo, lo separan abruptamente de su familia.

 “Vamos a brindarle nuestro apoyo a este migrante peruano, quien ha sido víctima de una terrible injusticia. No es justo que mientras nosotros tratamos muy bien a los extranjeros en el país, nuestros connacionales reciban este tipo de trato “, concluyeron.

La delegación de parlamentarios andinos peruanos es conformada por Alberto Adrianzén Merino (vicepresidente), Hilaria Supa Huamán, Hildebrando Tapia Samaniego, Rafael Rey Rey y Javier Reátegui Roselló.