Manuel Jesús Orbegozo: El adiós a un maestro del periodismo peruano

En sus casi 60 años de carrera periodística, MJO, dio la vuelta al mundo unas nueve veces y conversó con los personajes más disímiles, cuyos recuerdos solía compartir con sus alumnos.
facebook MJO

 En sus casi 60 años de carrera periodística fue sido testigo no sólo de su tiempo, sino también del crecimiento profesional de muchos de sus alumnos que hoy descollan en diferentes medios informativos.

Cubrió acontecimientos como la guerra de Vietnam, Camboya, Líbano, la conflagración en el Golfo Pérsico, la revuelta estudiantil de Tian’anmen en China, captó con imágenes y palabras lo que significa el hambre en Biafra, Nigeria. Guardó miles de recuerdos, pero el más preciado fue el rosario que le obsequió la  Madre Teresa de Calcuta.

Miles de anécdotas en sus seis décadas de actividad profesional, como la de su cabalgata en camello en el desierto del Sahara frente a las pirámides y la esfinge, su recorrido por  El Chad donde  tuvo que convencer a los policías de que era amigo de Pelé para que lo dejaran libre cuando fue detenido en misión periodística. 

Las  entrevistas de Manuel Jesús Orbegoso,  transcurrieron por diferentes esferas, que van desde el arte, la astronomía, la literatura, la política, la sexología y la religión. Oswaldo Guayasamín, Yuri Gagarin, Ernesto Heminngway, William Faulkner, Camilo José Cela, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Alfred Charles Kinsey, Mijail Gorbachov, Ronald Reagan, Polt y Yasser Arafat,  Juan Pablo II, Maradona y Pelé, son algunos de los personajes, cuyos testimonios son de lectura obligada para cualquier aspirante a buen periodista.

Su audacia periodística lo hizo casarse en El Congo para conseguir una visa y poder acudir al juicio de Jean Bedel Bocaza. También vivió en carne propia el sufrimiento en Vietnam.  Vio morir a mucha gente de hambre  en Etiopía; caminó por la Gran Muralla China, se refrescó en las cataratas de Iguazú. Estuvo en Camboya y quedó impreionado con sus construcciones, “Kampuchea es una de las mas hermosas construcciones de piedra que hay en el mundo, son ruinas que solo se comparan con Machu Picchu”, dijo.

Conoció al buda más grande del mundo en China –que demoró 88 años en esculpirse- y atesoró un pedazo del derrumbado Muro de Berlín. 

Su peregrinaje periodístico

Un rápido repaso por la trayectoria periodística de Manuel Jesús Orbegozo nos remonta a los años cuarenta por   las redacciones de La Nación y La Industria de Trujillo. Vino a Lima en Lima en 1951 y su primera nota, fue una entrevista imaginaria al monumento de Ramón Castilla;  trabajó en La Crónica  y El Comercio, donde fue jefe de redacción por más de 30 años. Posteriormente fue director de El Peruano y Expreso.

Su vida profesional está cargada de anécdotas que las comparte con sus alumnos, a quiens solía decir que:  “El periodismo es una pasión y quien no lo ve así, está condenado a ser un periodista de  medio pelo”.