Arcadia Motion Pictures

La actriz española Maribel Verdú, ganadora de un Goya por su actuación en "Blancanieves", de Pablo Berger, dijo que es una "actriz del mundo", que esta abierta a trabajar en cualquier lugar del planeta, y que se prepara para hacer de Marilyn Monroe en su primera participación en un drama teatral.

Verdú (Madrid, 1970) una de las invitadas estelares a la segunda edición del Festival Internacional de cine (IFF) de Panamá, indicó a los periodistas que no descarta trabajar en cualquier plaza de cine del mundo, sea Hollywood o cualquier país de América Latina, si las condiciones lo propician.

Agregó que un buen guión, con una historia interesante y un buen personaje, también le "pone de cabeza", pero aseguró que hallar buenos guiones es "muy difícil".

"Es decir, si hay un proyecto y un director interesante me iré a Hollywood, a Shangai o me vendré a Panamá a rodar, me da igual", señaló.

Sin embargo, la artista confesó su apego a su entorno "amigo" en España, a donde siempre vuelve luego tres o cuatro meses de rodar, y que por este motivo no se instalaría afuera.

Añadió que para ella es muy importante el "mundo amigo", el "mundo familia" y al que dijo sentirse "muy amarrada".

En otro momento, la protagonista de "El laberinto del fauno" (2006), dijo que cuando no hace cine se dedica a actuar en teatro, preferiblemente en comedias, pero que este año hará una excepción y participará en un drama.

Se trata de la pieza "Los hijos de Kennedy" (Robert Patrick, 1975), que se estrenará en Madrid en septiembre próximo con motivo del 50 aniversario del magnicidio del presidente John F. Kennedy, en la que Verdú hará de una prostituta "que quiere ser como Marilyn Monroe", señaló la actriz española.

Verdú dijo además que dentro de un mes terminará en España una gira de un año y cinco meses con la comedia llamada "El tipo de la tumba de al lado", de la autora sueca Katarina Mazetti.

EFE