La vicepresidenta peruana, Marisol Espinoza, afirmó que la cancillería debe intervenir en una denuncia contra el embajador de Ecuador en Perú, Rodrigo Riofrío, acusado por dos mujeres de agredirlas en un supermercado de Lima, y señaló que, en estos casos, lo que corresponde es pedir que sea retirado del país.

Espinoza declaró que la cancillería debe convocar de inmediato al embajador y "formular el pedido de retiro" del diplomático.

"Ya cancillería sabe cómo actuar en estos casos y tomará las decisiones pertinentes... se llama al embajador y se hacen notas y se procede a hacer el pedido de retiro del embajador", enfatizó.

La peruana Cristina Castro denunció al embajador ecuatoriano, Rodrigo Riofrío, por supuestamente haber insultado y atacado a patadas y golpes de puños a ella y a su hija, tras un incidente en un supermercado del distrito de Magdalena del Mar.

El embajador Riofrío ofreció hoy "disculpas públicas" tras conocerse la denuncia a las dos peruanas y consideró el hecho como un "incidente personal".

"El señor embajador del Ecuador lamenta profundamente el referido incidente y transmite sus disculpas públicas a las damas peruanas, sin que ello suponga aceptar versiones de los hechos presentadas en algunos medios de comunicación", señaló un comunicado de la embajada.

Según Castro, la furia de Riofrío se desató porque la atendieron antes que a él y, en ese momento, empezó a gritar "así son estos peruanos, ignorantes, por eso es que este país no avanza porque está lleno de indígenas".

El altercado hizo que las mujeres terminaran en el suelo mientras Riofrío les propinaba patadas y puñetazos, según Castro.

La vicepresidenta Espinoza enfatizó hoy que "la violencia hay que condenarla venga de donde venga. Y más tratándose de dos damas. En este sentido aquí corresponde la actuación a nivel de cancillerías conforme a los regímenes establecidos".

Añadió que la decisión de pedir la retirada del embajador "no afecta las buenas relaciones que existen entre Perú y Ecuador".

EFE