Foto: noticiashollywoodnoticias.blogspot.com
Los grandes nombres de Hollywood, como George Clooney y Matt Damon, desembarcaron hoy en el Festival Internacional de Cine de Toronto abriendo las apuestas sobre las posibles candidaturas a los premios Óscar.

Matt Damon apareció en Toronto en buena forma física, tras perder varios kilos de peso que ganó para interpretar al bioquímico Mark Whitacre en la comedia del director Steven Soderbergh "The Informant!", y de buen humor.

El actor estadounidense, ganador de un Óscar como guionista por "Good Will Hunting" (1997), se pasó gran parte de la conferencia de prensa que celebró hoy en Toronto, junto con Soderbergh y sus compañeros de reparto en "The Informant!", Scott Bakula y Melanie Lynskey, bromeando y riendo constantemente.

Según Damon, Soderbergh le había llamado en 2001 para ofrecerle el papel de Whitacre, un bioquímico que confiesa al FBI el fraude que están cometiendo varias empresas multinacionales para fijar precios, en un momento en el que su carrera parecía que iba a estancarse.

"En 2001, mis dos películas habían fracaso. Estaba rodando "The Bourne Identity", el filme se había retrasado durante un año y todos los indicadores señalaban que también iba a ser un bodrio. Y la regla es que después de tres (bodrios) estás acabado", bromeó.

"Estaba pensando que iba a tener que volver a escribir porque nadie me había ofrecido un trabajo en nueve meses. En ese contexto, recibí una llamada de él (Soderbergh)", añadió el actor, quien creyó en un primer momento que el realizador quería que él trabajara como guionista y no interpretando.

Por su parte, Soderbergh (que ha dirigido "Che", la serie de tres películas de intriga "Ocean"s" y "Erin Brockovich", entre otras) dijo que la decisión de convertir "The Informant!" en una comedia, a pesar de estar basada en hechos reales y de la seriedad del tema que trata, fue algo natural.

"En "The Insider", la industria del tabaco es el antagonista. En "Erin Brockovich" es una empresa y en esta película Mark Whitacre es su propio antagonista. Toda la presión que se ve en el filme está ocasionada por sí mismo. Y creí que eso era un punto interesante", afirmó.

El director estadounidense explicó que "no sabía cómo presentar lo que se revela más adelante en la película sin que la gente se riera. Hay algo divertido en contemplar a la gente decir mentiras en una pantalla. Simplemente es divertido, especialmente cuando sabes que están mintiendo".

Lo que también le pareció divertido al equipo fue la mención de que su cinta pueda estar entre las candidatas para ser elegidas a los Óscar.

"Por eso hicimos esta película. Hice un listado de todas las cosas que parecen conseguir premios, básicamente creé un algoritmo y escribí la película en torno a eso", bromeó Damon, para concluir entre sonoras risas de sus compañeros: "y la campaña para los Óscar se ha terminado".

Soderbergh fue más franco en su broma. "Quiero que esta película haga dinero. Esa es mi declaración oficial con respecto a ese tema".

Pero lo quieran o no Damon y Soderbergh, "The Informant!" ha entrado en Toronto en la quiniela de posibles candidatas a su presencia en los Óscar junto con "Up in the Air", otra comedia protagonizada por otro de los grandes nombres de Hollywood, George Clooney.

Clooney, que en la cinta del director Jason Reitman interpreta a un solitario Ryan Bingham, un exitoso experto que es contratado por grandes empresas para comunicar a sus empleados que van a ser despedidos, tiene en Toronto un segundo filme, "The Men Who Stare at Goats".

La película, dirigida por Grant Heslov, está protagonizada, además de Clooney, por Ewan McGregor, Kevin Spacey y Jeff Bridges, y cuenta en clave de comedia las andanzas de una brigada secreta entrenada en combate psicológico.  

EFE