McDonald's reconoce "problemas de corriente" en máquina de local donde murieron dos trabajadores

El gerente de la empresa Arcos Dorados, operadora de McDonald´s en el Perú, dijo que se tenía conocimiento del problema eléctrico 24 horas antes del accidente, pero fallaron los protocolos de comunicación.  "Se quedó en la esfera del equipo de gerentes del local y no escaló a los niveles que tenía que haber escalado", dijo.  

El local de McDonald´s donde murieron los jóvenes en Pueblo Libre. | Fuente: Andina

Arcos Dorados, la empresa operadora de McDonald's en el Perú, se pronunció la noche de este viernes sobre el accidente por descarga eléctrica que produjo la muerte de los trabajadores Carlos Gabriel Campos Zapata (19) y Alexandra Antonella Porras Inga (18) la madrugada del último domingo en uno de sus locales de Pueblo Libre.

En una entrevista en Canal N, el gerente de la empresa, José Carlos Andrade, reconoció que la tragedia ocurrió por una máquina que tenía "problemas de corriente". Agregó que se tenía conocimiento del desperfecto 24 horas antes del accidente, pero la gerencia del establecimiento no lo comunicó a las áreas responsables de dar solución.

"Lamentablemente la información de que la máquina estaba fallando y que estaba presentando problemas de corriente, que estaba pasando corriente, se quedó en la esfera del equipo de gerentes del local y no escaló a los niveles que tenía que haber escalado para que se tome acción inmediata", afirmó.

"Lamentablemente nuestros procesos, nuestros protocolos, nuestros canales de comunicación fallaron, esto es lo que generó este terrible accidente y ahora venimos para reconocer que hubo ese accidente y asumir de alguna manera lo que requiera este caso", dijo.

"Fue un accidente de trabajo que ocurrió en la empresa y nosotros como tal nos hacemos responsables", enfatizó.

"No había cables pelados"

Por su parte, el abogado de la empresa, Claudio Cajina, indicó que la descarga de corriente se dio a través de "una manguera con recubrimiento" y no por cables pelados, como denunciaron familiares de las víctimas.

"Respeto a la información que se nos ha brindado, esta imagen de cables pelados responde a manipulación que se había generado ya en el proceso de verificación de lo que ha sucedido [...] al momento de los hechos no había cables pelados", señaló.

Afirmó que desde el momento en que se produjo el accidente "son las autoridades las que toman control de la escena" y que la Policía tardo en llegar al local ubicado en el cruce de las avenidas La Marina y Universitaria entre 20 y 25 minutos después de reportada la emergencia.