La Marina mexicana capturó a uno de los máximos dirigentes del cartel del Golfo, Mario Cárdenas Guillén, alias "El M1", hermano de Osiel Cárdenas, quien cumple prisión en Estados Unidos, informaron este martes fuentes oficiales.

Cárdenas fue detenido el lunes pasado en el municipio de Altamira, en el norteño estado mexicano de Tamaulipas, y dirigía una de las dos vertientes en las que quedó dividido el cartel tras la muerte de su también hermano Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, alias "Tony Tormenta", en 2010 a manos del Ejército.

"Tras salir de prisión en 2007, después de haber sido detenido en 1995 por delincuencia organizada y delitos contra la salud, fuentes de inteligencia señalan que junto con su hermano Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén asumieron el control del cartel del Golfo y luego de la muerte de su hermano se convirtió en uno de los líderes de ese grupo delictivo", informó el portavoz de la Marina, Jose Luis Vergara.

"Tony Tormenta" murió en noviembre de 2010 abatido a tiros en Matamoros por infantes de la Armada de México, uno de los mayores golpes dados por las autoridades al narcotráfico en el país.

El presunto capo, presentado ante los medios de comunicación, dirigía desde 2003 el cartel del Golfo, una organización criminal que concentra su poder en el estado de Tamaulipas, después de que su hermano Osiel Cárdenas fuera arrestado en México y posteriormente extraditado a Estados Unidos.

Tras la muerte de este, informó Vergara, el cartel del Golfo se dividió en dos vertientes, por un lado el grupo leal a la familia Cárdenas y por otro el dirigido por Jorge Eduardo Costilla Sánchez "El Coss".

A Mario Cárdenas, alias "El Gordo", se le relaciona con varias averiguaciones previas en México y en investigaciones abiertas en Estados Unidos que no fueron precisadas.

Se sabe que traficaba desde el penal de Matamoros grandes cargamentos de cocaína y marihuana, por lo que fue trasladado al penal de Puente Grande, en el occidental estado de Jalisco, donde salió libre en 2007.

Durante la operación, el personal de la Marina le decomisó un arma larga, tres cargadores, dos granadas, 129 mil 700 pesos en efectivo (unos 9.800 dólares), equipos de comunicación, un vehículo y cuatro envoltorios con cocaína.

EFE