Claudia Tuesta

Diversas barreras dificultan que muchas niñas peruanas reciban educación de calidad, como por ejemplo, el embarazo adolescente, el machismo y el trabajo infantil doméstico que afecta al 79% de niñas peruanas.

“Muchos padres envían a sus hijas a trabajar a casas de familiares o personas conocidas creyendo que esto les garantizará un mejor futuro, pero estas menores dejan de ir a la escuela y en ocasiones sufren maltrato y son víctimas de violencia”, dijo Marcela Huaita, Viceministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Asimismo, la representante del Ministerio de la Mujer dijo que es necesario que protejamos a las niñas y permitamos que acudan a la escuela.

“Se ha demostrado que el nivel educativo de la madre incide sensiblemente en las probabilidades de tener un embarazo y alumbramiento seguros, una adecuada nutrición y un cierto nivel educativo de sus hijos. Con niñas educadas tendremos un Perú mejor”, agregó.