Fue hallado muerto el ciudadano italiano que hace diez días había sido reportado como desaparecido por su pareja, de nacionalidad colombiana.

Alessandro Bastianoni, de 48 años, quien había llegado a Lima para participar en una competencia de póker se habría suicidado tras haber perdido su dinero en el juego, aunque no se descarta que se haya envenado por una decepción amorosa.

El hombre, que dedicaba su vida a los juegos de casino  y viajaba por distintos lugares del mundo, se quitó la vida al interior de un departamento ubicado en el cruce de las avenidas 28 de Julio y El Reducto, en Miraflores.

Hasta el lugar llegaron peritos de criminalística y la fiscal de turno que ordenó el levantamiento del cadáver.

Su novia identificada como Yeimi Ospina, denunció su desaparición desde el pasado 6 de julio cuando mantuvo la última comunicación con él y le contó que estaba acongojado porque había perdido su dinero en una competencia de póker.