La tortuga gigante "Pepe, el misionero" era un símbolo de las Islas ecuatorianas de Galápagos. El quelonio falleció a los cien años, aparentemente, por sobrepeso.

Una fuente del Parque Nacional de Galápagos señaló que el animal era atendido por veterinarios y recibía diariamente sus medicamentos para cuidar su salud.

"Pepe" permaneció en cautiverio en un centro de cuidados del Parque antes de fallecer.