Shirley Meléndez
Shirley Meléndez estudió Administración en la Universidad Nacional Federico Villarreal. | Fuente: Foto: Captura Cuarto Poder

Shirley Meléndez, una joven de 25 años que estudió Administración, ingresó al Hospital de Essalud Guillermo Almenara porque tenía cálculos en ambos riñones y salió sin manos ni pies. Un reportaje del programa Cuarto Poder señala que la joven ingresó el 15 de enero de 2016 al establecimiento de salud para que le practiquen una operación en la cual le iban a extraer las “piedras” de uno de sus riñones. "Ingreso en el mes de enero al Hospital Guillermo Almenara para unas operaciones en las cuales se me iba a extraer cálculos reales que tenía", relató Meléndez.

Operaciones. Shirley Meléndez tenía "piedras" en ambos riñones. Uno de ellos ya había sido dañado por una obstrucción. La primera operación se realizó el pasado 15 de enero. Un mes después, el 20 de febrero, se efectuó la segunda generación, esta vez al riñón derecho, de donde sin embargo no se pudieron extraerle toda las “piedras”. Seis días más tarde fue operada por tercera vez y según los médicos su riñón quedó libre de cálculos. No obstante, el 12 de ese mismo mes, volvió al hospital e ingresó por Emergencia indicando que no podía orinar.

Amputan manos y pies. Ante el problema que venía dando cuenta al personal médico, galenos de Urología le colocaron un catéter. La joven asegura que la práctica se hizo en condiciones inadecuadas. “Lo deciden hacer en el tópico de Urología, un ambiente que no se encontraba esterilizado”, denuncia. Después de presentar fiebre en las siguientes horas, Shirley Meléndez cuenta que fue inducida al coma. Días después, la junta médica de Urología indicó que le debían amputar sus manos y pies debido a que un virus llamado pseudomona aeruginosa había perjudicado sus extremidades. El 5 de abril, menos de un mes luego de que le dijeran que se encontraba sana, pese a que unas tomografías indicaban que aún tenía “piedras” en los riñones, le amputaron sus manos y pies.

¿Negligencia médica? El defensor del Pueblo, Eduardo Vega, indicó que este caso se trata de una negligencia médica. “Hemos visto en la atención de este caso una demora evidente. Cuando se sintió mal no hubo una atención urgente y estuvo incluso a punto de morir. Luego nos ha llamado mucho la atención la colocación de un catéter en condiciones inadecuadas. Y, finalmente, nos llamada muchísima la atención que al final de estas tres cirugías a las que fue sometida hasta el día de hoy siga teniendo los cálculos a los riñones. Estamos ante un caso de negligencia médica”.

Se defienden. Ante estas graves acusaciones, el jefe del Servicio de Urología del hospital Almenara, José Arias, negó las acusaciones de la víctima y asegura que no hubo una mala práctica en el caso. Los urólogos clasificaron a Shirley Meléndez como una paciente con tendencia a hacer cálculos renales y afirmaron que los cálculos que aparecen hoy en su organismo son nuevos. Sin embargo, un video grabado el 25 de mayo por Shirley Meléndez se observa y se escucha que el médico urólogo Freddy Pacheco admite que el catéter que le colocaron estaba infectado. No obstante, al ser preguntado sobre sus declaraciones, aseguró que la paciente interpretó mal su declaración. Este polémico caso es investigado por la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud).

Hospital Guillermo Almenara
Hospital Guillermo Almenara | Fuente: Andina
Eduardo Vega Luna, defensor del Pueblo.
Eduardo Vega Luna, defensor del Pueblo. | Fuente: Andina