El municipio de VES se pronunció por la denuncia del padre Miguel Ángel Montes. | Fuente: RPP

El gerente municipal de Villa El Salvador, Edgar Hinojoza, se pronunció sobre el caso del sacerdote Miguel Ángel Montes, quien a través de nuestro Rotafono denunció que fue golpeado por una turba cuando intentó detener una fiesta que se realizaba en la losa deportiva ubicada frente a la parroquia Cristo Resucitado.

En diálogo con RPP Noticias, el funcionario edil aseguró que el municipio no permitirá más de las llamadas fiestas ‘chicha’ que se realizaban -desde hace más de dos meses- todos los domingos en el mentado lugar. “Eso ya lo damos por descontado. Como municipio, nos interesa que los vecinos vivan tranquilos y cómodos”, remarcó.

Al ser consultado por la inacción de las autoridades ediles en este caso, tal como denunció Montes, Hinojoza dijo que la central de emergencia del municipio recibe muchas llamadas de bromistas, por lo que -especuló- no se tomó en cuenta el reclamo del sacerdote.

“El tema es que, por estadística, tenemos casi el 70% de las llamadas de emergencia a Serenazgo falsas. De repente, en ese ínterin, entró la llamada del padre y no ha sido atendido en su oportunidad”, justificó.

Según dijo el funcionario, las fiestas en el distrito no deben pasar las dos de la madrugada, por lo que anunció que se realizarán operativos para verificar el cumplimiento de la norma. De lo contrario, aseguró que se clausurarán locales y se multará a los infractores.

El padre Miguel Ángel Montes denunció que una turba le rompió el tabique cuando intentó detener una fiesta organizada en la losa deportiva ubicada frente a la parroquia de preside. Según el religioso, una familia de la zona organiza fiestas ‘chicha’ todos los domingos desde hace más de dos meses, generando bulla e incomodando a los vecinos. De acuerdo con su versión, estas fiestas -en las que se cometen actos obscenos- acaban en la madrugada del día siguiente.


¿Qué opinas?