Las temibles ojeras pueden ser disminuidas evitando las malas noches y usando algunos "remedios" caseros. Las abuelitas siempre han dicho que los paños de manzanilla son una buena opción para desaparecer las bolsas en los ojos.

La piel de los párpados es muy delgada y va disminuyendo su espesor durante el proceso de envejecimiento,lo cual le confiere traslucidez que permite ver la red vascular superficial y le da una tonalidad rojizoazulada.