La ecuatoriana Olga Alva se coronó como la más bella de la Tierra en un certamen internacional celebrado este sábado en Manila, Filipinas y en el que las mujeres iberoamericanas fueron las grandes protagonistas del evento.

"Estoy muy emocionada, he trabajado duro y he dado lo mejor de mí; lo puse en manos de Dios y parece que estaba en mi camino", declaró la ganadora a Efe.

Alva tiene 23 años y es licenciada en Negocios Internacionales y originaria de Guayaquil, durante los próximos doce meses reinará como 'Miss Tierra'.

La belleza ecuatoriana recibirá 20.000 dólares, además de otros premios, y se convierte en portavoz de la Fundación Miss Tierra y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

"Se presenta un año apasionante y mi reto es invertir en campañas para los niños, para concienciarles sobre la deforestación e inculcarles que planten árboles. Que se involucren y lo sientan", añadió.