Despúes de más de un mes, la panda nacida en cautiverio en Taiwán pudo  encontrarse con su madre, la panda gigante Yuan Yuan en el parque zoológico de Taipei.

El público tendrá que esperar tres meses más para poder ver a la pequeña cachorra panda, la cual se convirtió en la primera panda nacida en cautiverio en Taiwán.