Alejandro Toledo se presentó ante la comisión Orellana, pero no quiso declarar nada argumentando que las preguntas que le hacían los congresistas forman parte de un tema que se encuentra actualmente siendo investigado en el Ministerio Público.

“En la comisión de Fiscalización se presentó el expresidente Alejandro Toledo por una invitación para la indagación respecto a su presunto acercamiento al preso Rodolfo Orellana”, comentó Richard Cortez.

“Él también se negó a declarar con el argumento de que varias de las interrogantes se ventilan en el Ministerio Público. El presidente de la comisión, Vicente Zeballos lamentó el silencio de Toledo y dijo que hubo ciertas contradicciones en lo poco que habló el mandatario”, agregó.