A casi dos años de modificarse el Reglamento Nacional de Tránsito, el cual contempla sanciones para peatones imprudentes, comprobamos que esta medida ya no es fiscalizada por las autoridades municipales y policiales. A pesar de esto, las infracciones persisten.

Conductores de transporte público coinciden en que muchas veces son los peatones quienes ocasionan accidentes vehiculares, ya que cruzan de manera temeraria las vías. Según Luis Quispe Candia, director de la ONG Luz Ámbar, de cada diez atropellos, siete son ocasionados por peatones imprudentes.

Las principales infracciones cometidas son el cruzar intempestivamente las vías, subir o bajar de vehículos en medio de la calzada y transitar al borde de las pistas. Todas estas faltas son tipificadas en leves, graves y muy graves, y son sancionadas con multas que oscilan entre los 18 y 108 nuevos soles.

Hasta la fecha se han impuesto más de 27 mil multas a transeúntes infractores, de las cuales son 700 se hicieron efectivas, es decir fueron pagadas.