Perfilamiento facial a base de masajes y sin cirugía

Tanto para hombres como para mujeres, el modo perfecto de reducir la grasa acumulada en las mejillas, papada y cuello.
Difusi

Cuando estamos subidos de peso acumulamos grasa en la papada pero también en las mejillas, barbilla y cuello. Hay mejillas y pómulos muy pronunciados por el exceso de grasa localizadas en las zonas indicadas que dan al rostro una forma redondeada, que para muchos es un tormento.

Para tener un rostro bello se aplica la terapia del perfil facial que consiste en aplicar cuatro terapias en una sola sesión lo cual permitirá reducir el volumen de la grasa localizada en las mejillas, pómulos, papada, cuello y, de paso, atenuar las arrugas y aclarar las zonas oscuras de los parpados. Estas terapias son: terapias de masajes reductores, drenaje linfático, algoterapia y aparatología con ultrasonido y vaporizador de última generación con ozono.

Los masajes reductores actúan sobre el tejido conjuntivo y ayudan a mejorar la irrigación y el drenaje linfático y venoso. El proceso de reducción se produce porque se liberan los ácidos grasos y toxinas acumuladas en la zona tratada. Lo más importante de hacerse un masaje reductor es que activa la circulación sanguínea, da calor al tejido conjuntivo y ayuda a desinflamar los tejidos adiposos.

Cuando se realiza la terapia de masajes reductores, la técnica consiste en reducir la grasa adherida a la piel y compactada a los músculos con masajes hacia arriba, hacia abajo y en forma circular. La piel cuelga cuando hay exceso de grasa, la misma que muchas damas y varones lo confunden con flacidez (cuando se reduce la grasa la piel se adhiere a los músculos). Asimismo una de las propiedades de la piel es la elasticidad.

La alternativa que hay para las damas y varones que por la edad van perdiendo la elasticidad en la piel son los masajes.

El drenaje linfático favorece la estimulación de los ganglios linfáticos (se utiliza como una purga manual) que nos ayudarán a drenar excesos de líquidos retenidos, sales y grasas acumuladas para desintoxicar nuestro cuerpo y estimular el sistema inmunológico. Sus beneficios son notorios desde la primera sesión. Es ideal para combinarlo con los tratamientos reductores,  toda vez que nos permite eliminar la grasa disuelta con mayor facilidad por la orina, heces y sudor.

Se recomienda de 10 a 16 sesiones, tomando en cuenta el tipo de grasa que tiene el paciente.
En ambas técnicas se debe tomar mínimo dos litros de agua diario, ninguna tiene contraindicaciones y por la terapia que se aplica en el perfil facial no deja moretones.

Las algas marinas son extremadamente ricas en yodo, sales minerales, vitaminas y es uno de los elementos naturales más activos en la reducción de la grasa del rostro y asimismo va a reafirmar la flacidez permitiendo que la piel se tonifique, se suavice, se flexibilice y luzca sana.

Esta técnica se aplica en Lima y en Miami. Para mayores informaciones en Lima llamar a los teléfonos  330-1841, 788-1267, 431-4432 y 997177877. Y en Miami el número es 786-942-5360.