Los vecinos del Rímac se mantienen en constante alerta ante algún nuevo deslizamiento que se pueda producir  a la altura del cerro Santa Rosa donde obreros trabajan el proyecto del túnel del mismo nombre que unirá el centro de la ciudad con el distrito de San Juan de Lurigancho.

En comunicación con RPP Noticias, el representante de los vecinos, Felix Carmelino, solicitó a la Municipalidad de Lima realizar un buen estudio geológico para continuar con las obras. Asimismo instó a Emape a tratar de solucionar los horarios de trabajo del proyecto debido a que las voladuras molestan a los vecinos hasta altas horas de la madrugada.

“Esta obra se empezó y para nosotros hasta el momento no ha habido un buen estudio geológico, ni de impacto ambiental”, señaló.

“Las voladuras se han hecho en todo horario, a veces hasta la madrugada, nos informaron sobre esto y nos plantearon trasladarnos a otras viviendas, sin embargo nadie ha hecho nada, esto molesta tanto que yo tengo que dormir con pastillas porque al día siguiente trabajo”, añadió.

De igual modo, Carmelino informó que al respecto han presentado una queja ante la Defensoría del Pueblo y ellos recomendaron a Emape cambiar de horario de trabajo. No obstante, hasta el momento no se ha hecho.

Es un promedio de 800 metros cúbicos de rocas que han cubierto la entrada del túnel San Martin y parte del túnel Santa Rosa.

Por su parte, el alcalde del Rímac, Enrique Peramás, reiteró su pedido a una reunión de emergencia con la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, para plantear medidas de seguridad en la zona.

Además, pidió paralizar las obras hasta que se garantice la integridad de los vecinos que residen cerca al lugar.