Difusi

El español Mateo Gil presentó su última película "Blackthorn" en Bolivia. El país antiplánico será, además, el primero de esta parte del mundo donde el filme de Gil, protagonizado por el estadounidense Sam Shepard, el español Eduardo Noriega y la peruana Magaly Solier, se estrene comercialmente.

El estreno, que estaba inicialmente previsto para la semana pasada, pero tuvo que ser retrasado por problemas logísticos, se lanzará este jueves en las salas, según confirmaron Mateo Gil y el productor italiano Paolo Agazzi, que vive en Bolivia desde hace varias décadas.

Gil dijo que el rodaje fue posible pese a las duras condiciones del altiplano boliviano donde filmó, y subrayó que en este país, hace falta dinero para desarrollar una industria cinematográfica capaz de producir películas de primer nivel.

"El cine tiene una cosa muy extraña, que es una mezcla de talento con disciplina militar, con suerte, y con mucho oficio. Entonces, cuando una industria se va desarrollando en todos esos componentes, es cuando aparecen muchas películas interesantes", comentó Gil.

Agazzi expresó su deseo de que algún productor extranjero se interese por desarrollar nuevos proyectos en Bolivia tras ver los paisajes que se muestran en "Blackthorn", la calidad que puede obtenerse trabajando con personal boliviano y los bajos presupuestos necesarios para rodar en el país andino.

"Blackthorn" (Sin destino), estrenada en España el pasado 1 de julio, parte de la idea de que Butch Cassidy no murió en Bolivia en 1908, tiroteado junto a su amigo y compinche Sundance Kid, como cuenta la historia oficial.

La acción se sitúa 20 años después, cuando el forajido, que ha vivido oculto y alejado de sus prácticas delictivas, se embarca en un viaje para volver a casa.

La historia de Butch Cassidy y Sundance Kid inspiró el filme "Dos hombres y un destino" (Butch Cassidy and the Sundance Kid, 1969), dirigida por George Roy Hill y con Paul Newman, Robert Redford, Katherine Ross.

Haz clic aquí para leer más noticias de Entretenimiento.