La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, pidió este lunes disculpas por el escándalo en torno a su portavoz, que presuntamente agredió sexualmente a una joven hace unos días en EEUU, donde la jefa de estado realizaba su primera gira internacional.

"Pido perdón por tal incidente desagradable, en el que un funcionario público nunca debería estar implicado", indicó Park, que hasta ahora no se había pronunciado sobre el caso.

La presidenta dirigió sus disculpas tanto a la joven víctima como a su familia y a la sociedad surcoreana, y apuntó que el reciente escándalo "ha decepcionado mucho a los ciudadanos".

El funcionario, Yoon Chang-Jung, acompañaba la pasada semana a la mandataria como portavoz presidencial en su gira por EEUU, hasta que el miércoles 8 regresó de forma inesperada a Seúl entre rumores de su implicación en una agresión sexual.

Yoon, de 56 años, presuntamente agarró las partes intimas de la estudiante surcoreana de 21 años contratada para la gira presidencial en un hotel de Washington la noche del martes, horas después de que Park se citara con Barack Obama.

Yoon pidió disculpas y negó haber tocado indebidamente a la estudiante.