¿Qué hacer para que los niños no se aburran?

Muchos niños se aburren en casa porque no tienen con quién jugar o porque la tecnología aleja a los miembros de la familia.

Otra causa del aburrimiento de los niños puede ser, una consecuencia de la sobre estimulación a la que sometemos a nuestros hijos: exceso de televisión, juegos electrónicos, juguetes con muchas luces, demasiadas actividades dirigidas por adultos o cualquier actividad que hace que los niños no tomen la iniciativa.

¿Qué hacer para que no se aburran?
•    Lo primero es darnos cuenta si realmente les brindamos tiempo de calidad
•    Es importante encontrar actividades que tengan que ver con la naturaleza
•    Procura salir a los parques y jardines que estén más cerca a casa
•    Planten flores y cuiden su evolución
•    Enseñarles a hacer postres, jugos y platos divertidos
•    Es importante limitar la televisión y juegos electrónicos
•    Ir de paseo y manejar bicicleta o jugar con la pelota.

Los niños sufren de aburrimiento mucho más que antes. Existen varias razones y los padres deben remediarlo.