Dieciséis menores de edad de nacionalidad colombiana serán repatriados este martes a su país de origen, luego de comprobarse que se encontraban en el Perú de manera ilegal y sin la documentación correspondiente.

Así lo informó Carmen Omonte, ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, al detallar que los adolescentes ingresaron por Ecuador sin la presencia de sus padres, y no contaban con tarjetas de identificación o pasaportes con el sello de ingreso correspondiente.

"Los menores llegaron en julio de este año y fueron encontrados en Tumbes, Madre de Dios, Arequipa y Tacna. Llegaron en trailers y camiones sin respetar los controles de ingreso terrestre, debido a lo dinámica que es la frontera", explicó.

Detalló que al ser descubiertos, los jóvenes fueron puestos a disposición de la Dirección de Investigación Titular del ministerio por los Juzgados de Familia competentes. Posteriormente, se dictó la medida de protección provisional por el presunto estado de abandonado en el que se encontraban.

Omonte resaltó que las investigaciones realizadas descartan que sean casos de trata de personas, ya que varios de los menores viajaban con el fin de ingresar a Brasil para asistir al Mundial de Fútbol, así como a un partido del Sudamericano de Fútbol realizado en la ciudad de Trujillo.

"Se han escapado de sus hogares y esa es una cuestión de valores, del hogar y de los padres. El gobierno colombiano se hará cargo de realizar las investigaciones que señalen las responsabilidades en estos casos particulares", enfatizó.

Por su parte, la Cónsul de Colombia, María del Pilar Cruz Silva, agradeció a las autoridades peruanas por el apoyo y la acogida a los menores, quienes fueron alojados en Centros de Atención Residencial de Instituto Nacional de Bienestar Familiar (Inabif).

Cruz subrayó que los adolescentes no regresarían con sus padres y que se realizan las investigaciones correspondientes para determinar si viven en un ambiente propicio que garantice su seguridad.


"SOY CONSCIENTE DEL DAÑO HECHO A MI FAMILIA"


En diálogo con la agencia Andina, una de las menores identificada como A.V.V. (17), expresó su alegría por regresar a su país para poder reencontrarse con sus padres y su hijo de apenas 2 años, que está a cargo de los abuelos.

"En los albergues de Inabif nos han tratado muy bien y nos han enseñado muchos valores, pero no hay nada como regresar a tu hogar.  Soy consciente del daño que le he hecho a mi familia y espero poder remediarlo".

Otro de los jóvenes, identificado como A.G.G. (17), sostuvo que al regresar a Colombia buscará regularizar sus papeles y dijo que piensa volver a viajar, aunque esta vez lo hará con la documentación correspondiente y el permiso de sus padres.

Durante la conferencia de prensa, realizada en la sede del ministerio, se registró un breve percance cuando dos de jóvenes colombianos iniciaron una discusión que terminó a golpes, hecho que cogió por sorpresa tanto a la ministra como a los periodistas.

Se supo posteriormente que ambos pertenecerían a barras rivales del Millonarios y Atlético Nacional, conocidos equipos colombianos con una rivalidad similar a la tienen Alianza Lima y Universitario de Deportes en nuestro país, aunque también se comentó que el origen de la rivalidad de los jóvenes sería una de las chicas que forman parte del grupo que será deportado.

ANDINA