Repudio en Chile por asesinato de joven homosexual a manos de neonazis

La muerte del joven homosexual a manos de un grupo de neonazis en Chile avivó el debate sobre la homofobia en el país.

La muerte de un joven homosexual tras ser agredido por un grupo de presuntos neonazis conmocionó hoy a Chile y avivó el debate sobre la homofobia en el país, donde el caso puede marcar un punto de inflexión hacia la tolerancia.

Daniel Zamudio, de 24 años, fue brutalmente golpeado en un parque de Santiago en la madrugada del pasado 3 de marzo, y tras veinticinco días de agonía, falleció en la tarde del martes en la Posta Central, el principal hospital de urgencias de la capital chilena.

Según los médicos, sus agresores le arrancaron parte de una oreja, le marcaron el cuerpo con esvásticas, le dejaron caer varias veces una gran piedra sobre el estómago y las piernas y le fracturaron una de ellas.

A las puertas del hospital centenares de personas depositaron flores y velas, que hoy permanecían encendidas, entre mensajes de esperanza: "Daniel, tu muerte no será en vano", o "Daniel, que tu partida nos aliente a caminar sin miedo", rezaban algunos.

Su cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Legal (SML), donde sus padres esperaban retirarlo este mismo miércoles para llevarlo a su casa en San Bernardo, al sur de la capital, donde los vecinos han instalado una carpa en su calle para el velatorio

El joven será sepultado este viernes en el Cementerio General, tras un acto que se espera multitudinario.

EFE