Retos y deberes de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional

Sardón sostuvo que la elección es señal que a pesar de las discrepancias los peruanos podemos ponernos de acuerdo. Para Ramos los elegidos tienen una tarea grande y un compromiso con el país.

Los nuevos miembros del Tribunal Constitucional (TC), José Luis Sardón y Carlos Ramos, acudieron al llamado de RPP Noticias para hablar sobre los retos y expectativas en este importante órgano de control constitucional del Estado.

Sardón sostuvo que la reciente elección es una señal de que a pesar de las discrepancias partidarias los peruanos podemos ponernos de acuerdo.

"El país ha avanzado mucho en los últimos 25 años; sin embargo, falta fortalecer instituciones como el TC, institución que tuvo una historia difícil, sujeto a los vaivenes políticos que se explica por la estructura de los partidos. La elección de ayer (miércoles 21 de mayo) es una señal de que los peruanos a pesar de las discrepancias partidarias podemos ponernos de acuerdo, incluso en personas y no solo en ideas", expresó en Ampliación de Noticias.

Sardón manifestó que una de las propuestas que llevará apenas asuma su puesto la primera semana de junio será disminuir las responsabilidades que ha alcanzado el TC.

"El mismo TC tiene la culpa de admitir muchos casos dentro de su jurisdicción. Algunos académicos han dicho que estamos frente a la constitucionalización del derecho. Han dicho que ya no hay derechos de la familia sino derechos constitucionales de las familias, ya no hay derechos tributarios sino derechos constitucionales tributarios y así con otros temas”, anotó.

Agregó que todas las quejas se llevan a la vía constitucional. "Eso es malo. Se admiten muchos casos. He tenido la oportunidad de trabajar con el presidente del Poder Judicial (PJ) Enrique Mendoza y soy testigo del avasallamiento que siente el PJ respecto al Tribunal Constitucional (TC)”, dijo.

Por su parte, Carlos Ramos, también miembro electo del TC, anotó que todos los elegidos tienen una tarea muy grande y un enorme compromiso con el país. 

Consideró importante el fortalecimiento de instituciones en el mismo Tribunal Constitucional como parte de una gran reforma. Además de revisar las causas que aún están pendientes.

“En los últimos años, con motivo del desarrollo del constitucionalismo, muchas instituciones se han visto afectadas. Entonces, surge la defensa de los fueros. En el mundo moderno, el TC puede usar otras herramientas para la defensa de los fueros. Instrumentos políticos como el diálogo, incluso conversaciones preliminares”, expresó.

Remarcó que el TC necesita estar fortalecido; y en ese sentido, dijo que los seis miembros elegidos trabajarán con un solo objetivo junto al presidente de este órgano Óscar Urviola.