En estado de alerta viven los vecinos de La Planicie en La Molina, quienes desde Setiembre del 2011 fueron víctimas de robos en sus domicilios, entre la 1 y las 4 de la mañana. Según explican las víctimas, suelen ingresar a sus casas para llevarse los artículos de plata que tienen.

Al parecer los responsables del hurto serían moradores de los cerros, por lo que la Municipalidad de La Molina implementó el Plan Destello, mediante el cual se patrullan las zonas altas del distrito durante las madrugadas para prevenir así cualquier intento de robo.

Se anunció también que en los próximos meses se implementarán 150 cámaras de vigilancia, un centro de operaciones y un moderno control. Además se sumarán 15 unidades móviles a las 27 ya existentes, con lo que se pretende facilitar la labor del Serenazgo.