Ronny García
Ronny García, agresor de la exbailarina Lady Guillén. | Fuente: Grupo El Comercio

Ronny García, quien en junio de 2012 propinó una brutal golpiza a su expareja Lady Guillén, vuelve a ser acusado de agresión, esta vez por su actual pareja, Karla Solf. La denunciante dejó a su familia y su pequeña hija de tres años para vivir con el cantante, condenado a cuatro años de prisión suspendida por los delitos contra la vida, el cuerpo y salud.

Acusación. Sin embargo, al poco tiempo, la joven comenzó a ser presuntamente golpeada por su pareja. Su hermana Mari Solf relató la sorpresa que se llevó al ver a Karla llegar a su hogar con los ojos morados y la pierna enyesada en cuatro oportunidades. Afirmó que la joven confesó que por miedo no puede escapar ni denunciar. “Me dijo que 'vuelvo con él, porque tengo miedo que les haga algo'”, contó en entrevista con el programa “Nunca más”.

Niega acusaciones. Cuando la hermana acudió al lugar donde actualmente vive Karla, ella negó las supuestas agresiones de Ronny García. No obstante, admitió posteriormente que, por el miedo a que atacaran a su familia debido a que Rony García tenía supuestos amigos delincuentes y en varias ocasiones había amenazada con lastimarla, no se atrevía a denunciar ante las autoridades. “Sí, pues (negué que me había golpeado). Estábamos solos Mary, solos, ¿imagínate?, me agarra y me mataba”, dijo a su hermana. “Él estaba ahí, y me dijo: ‘¿Qué m… viene tu hermana acá?’ Yo dije: ‘No sé, se habrá preocupado porque me ha visto con el pie morado’. (Él me dice:) ‘¿Le has contado que te he pegado?’”, se escucha también contar a Karla Solf.

Confiesa que le tiene miedo. “A los días siguientes, discutimos, aprovechó que su mamá se fue al mercado un rato y casi me deja pelada. ¿Imagínate solos? Yo estaba temblando. Temblando por ti, temblando por mí. Tenía miedo, sabes cómo es él”, relata luego la joven mientras es grabada de manera oculta para el espacio de Andrea Llosa. “No se te vaya ocurrir llevarla a la casa de ese hombre”, le dice su hermana, a lo que responde Karla Solf: “No, no, no. Tú crees que voy a llevar a mi hija sabiendo que ese hombre es un enfermo celoso, que cuando se acuerda que yo he tenido una hija con otro hombre me cae un puñete”.