Trabajadores del mercado mayorista piden el cumplimiento del reglamento. | Fuente: RPP Noticias

Aproximadamente 1600 carretilleros y 1200 estibadores de tubérculos y choclos realizan un paro por segundo día consecutivo en los interiores del Gran Mercado Mayorista de Lima, en Santa Anita. Este grupo de trabajadores reclama a la Empresa Municipal de Mercados (EMMSA), la empresa administradora de este lugar, que los comerciantes los obligan a cargar mercadería que excede los 50 kilos que establecen las normas.

Sin embargo, cabe precisar que esta facultad no le corresponde a EMMSA. Según la ley 29088, un estibador no debe cargar envases o sacos que superen los 50 kilos para salvaguardar su integridad. Fiscalizar o regularizar el exceso de peso es una competencia del Ministerio de Agricultura, según la norma.

"La ley de seguridad y salud de los trabajadores y estibadores dice que no se deben cargar sacos de más de 50 kilos y en el caso de los tubérculos están llegando en sacos de 100 kilos. Hemos venido trabajando con los ministerios de Trabajo y Agricultores, así como gobiernos regionales, para que ellos, en sus lugares de origen, sensibilicen y se dé el cambio de envases", señaló Juan Carlos Luque, vocero de EMMSA.

La Municipalidad de Lima informó que ha tomado medidas preventivas para garantizar el normal abastecimiento del Gran Mercado Mayorista de Lima ante el paro promovido por los estibadores y transportistas manuales de tubérculos e invocó a los ministerios de Agricultura y los gobiernos locales a realizar acciones de control permitido.

Estibadores realizan paro de 48 horas. | Fuente: RPP Noticias

Por su parte, Roger Torres, secretario general del Sindicato de Estibadores del giro de Choclos, señaló que la ley faculta la posibilidad de fiscalizar a la Empresa Municipal de Mercados para que, con el apoyo de la Policía, supervisen el ingreso de productos de 50 kilos.

Asimismo, negó que el gremio de carretilleros y estibadores tenga otros intereses más allá de la regulación y fiscalización del peso de los sacos. Según dijo, prueba de esto son los diferentes comunicados enviados a varios ministerios para realizar conversaciones que ayuden a solucionar este problema.

"No solamente les dijimos nuestra base legal y nuestros pedidos, sino que le pedimos una mesa de trabajo para establecer los mecanismos en conjunto y empezar a respetar todas las cosas como son", señaló.