oficial

Dr. Salomon Lerner Febres
Presidente de la Sociedad Filarmónica de Lima

Tema: Sociedad Filarmónica de Lima ofrece notable temporada de conciertos


Visitante de lujo. Zubin Mehta, considerado entre los mejores conductores de orquesta del mundo, vendrá a Lima como invitado de la Filarmónica.

Si en el 2012 los melómanos limeños pudieron disfrutar de una programación musical memorable, esta sin duda será superada por la que se inicia en abril, en el auditorio del colegio Santa Úrsula y en el Teatro Nacional.

Este año también se ha podido reunir una pléyade de músicos, los que continuarán presentándose en el auditorio del colegio Santa Úrsula en lo que se refiere a la temporada regular de música de cámara. Allí escucharemos al pianista ruso Evgeny Mikhailov y al dúo Domenico Nordio/Francesca Dego (mayo), al cuarteto Modigliani y a la afamada orquesta Festival String de Lucerna (junio), a Leticia Moreno, al pianista Sam Haywood, a los intérpretes de piano a cuatro manos Silvam&Gil, al quinteto Het Collectief (julio), al conjunto de cámara Zukerman Players, con el famoso Pinchas Zukerman en el violín (agosto), al cuarteto Mandelring, al extraordinario violinista Joshua Bell y a Laura St John con la Sinfonietta de la Filarmónica (setiembre), al Swiss Piano Trio y a la English Chamber Orquestra (noviembre).

TEMPORADA SINFÓNICA

Este año, y por primera vez en su larga existencia, la Sociedad Filarmónica dejará el auditorio del Santa Úrsula para pasar al del Teatro Nacional, donde se llevarán a cabo cuatro conciertos sinfónicos, los que serán ofrecidos por la Sinfónica Nacional de Lituania (abril),por la orquesta sinfónica de Minas Gerais (Brasil), con un prestigio que ha sobrepasado fronteras; por la renombrada Orquesta Filarmónica de Israel, la misma que estará para el concierto del 106 aniversario con su titular, el prestigioso Zubin Mehta, uno de los grandes directores de hoy. Finalmente, cerrará el ciclo la Orquesta Sinfónica de Bucarest.

El traslado de estos cuatro conciertos al Teatro Nacional obedece a una necesidad, ya que algunas piezas que se escucharán (Mahler, Shostakovich) requieren de gran orquesta y de un escenario mayor que el que puede ofrecer el Santa Úrsula, que hace años quedó exiguo cuando la notable Sinfónica de Sao Paulo interpretó a Mahler.