Con fervor y devoción los pacientes hospitalizados y personal del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) recibieron a la venerada imagen del Señor de los Milagros, que en su tercer recorrido procesional hizo un alto en el frontis del emblemático centro asistencial pediátrico.

La bienvenida a las andas del Cristo de Pachacamilla estuvo animada de los cánticos de las Siervas del Plan de Dios, que eran seguidos por los menores presentes, sus familiares, personal médico, que rezaron y se encomendaron a la efigie para curar sus enfermedades.

El saludo de recibimiento estuvo a cargo de la directora general del INSN, Zulema Tomás Gonzáles, quien expresó su agradecimiento a la Hermandad del Señor de los Milagros por incluir en su recorrido al establecimiento hospitalario.

Asimismo, los menores hospitalizados por diversas enfermedades elevaron sus plegarias al Cristo Moreno, pidiendo por su recuperación y bendiciones para los profesionales de la salud que están a cargo de su cuidado.

Lo mismo hizo el personal de la institución, que renovó su fe y fortaleza para continuar en su dedicada labor al servicio de la niñez.

Las andas del Cristo de Pachacamilla, que partieron de la iglesia Nuestra Señora de las Victorias, recibieron antes el homenaje del Ministerio de Defensa y del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.