Los restos de Solsiret Rodríguez fueron hallados en la casa de Andrea Aguirre, pareja de su cuñado Kevin Villanueva. | Fuente: RPP Noticias

El caso de Solsiret Rodríguez es el claro ejemplo de la indiferencia y negligencia de las autoridades del sistema de justicia: fiscalía y policía. Esta semana es clave para resolver su caso. Aunque Brian Villanueva, expareja de Solsiret, no tiene una medida coercitiva en su contra; su hermano gemelo, Kevin Villanueva, y su pareja, Andrea Aguirre, permanecen con detención preliminar desde hace unos días. El lunes, Andrea confesó haber descuartizado a Solsiret y que sus restos estaban en su casa. Al día siguiente, la policía y la fiscalía los encontraron dentro de un fardo.

Solsiret Rodríguez vivía con Brian en la casa de la madre de este último, Yolanda Castillo. En el hogar también residían Kevin y su pareja, Andrea Aguirre. En su primera declaración ante la Depincri del Callao, Aguirre afirmó que vio que Solsiret llegó a casa al mediodía del 23 de agosto del 2016. Ella fue la última persona en verla con vida.

Luego de más de tres años y medio, se ha logrado avanzar en la investigación y conocer qué pasó ese día con Solsiret. Villanueva y Aguirre fueron detenido preliminarmente el último 14 de febrero.

Según han contado los padres de Solsiret, Carlos Rodríguez y Rosario Aybar, la tarde del lunes, Andrea confesó a las autoridades “que tuvo una discusión con mi hija el mismo 23 de agosto”. “Ella dice que la empujó, mi hija resbaló, cayó al piso, se golpeó la cabeza y murió. Ella dice que fue un accidente”, contaron.

“Cuando le preguntan, ‘¿y dónde están los restos?’, ella respondió que estaban en su casa”, añadieron.

Al día siguiente, las autoridades encontraron los restos dentro de un fardo en la casa. Ambos continúan bajo interrogatorio en la sede de la División de Investigación Criminal de la Policía en el centro de Lima. Su detención preliminar es por siete días, por lo que vencerá el próximo viernes 21.

El padre y madre de Solsiret exigen que los resultados de los análisis a los que fueron sometidos los restos se presenten rápidamente para que el fiscal a cargo del caso pueda tramitar la prisión preventiva de los dos principales implicados en el crimen.

¿Por qué tomó tanto tiempo para que la policía detenga y haga confesar a Andrea Aguirre? Rosario Aybar dijo que “el Ministerio Público me robó tres años” en conocer el paradero de su hija. El caso por la desaparición de Solsiret Rodríguez estuvo a cargo de al menos dos fiscales, antes que, en junio del 2019, asumiera la investigación un nuevo fiscal: Jimmy Mansilla Castañeda. “Gracias a él, sabemos todo lo que sabemos ahora”, dijo Rosario.

“El Ministerio Público falló, no querían hacer su trabajo, no pedían [diligencias]”, señaló la mamá de Solsiret, quien también reconoce el trabajo del comandante Grandez, quien se hizo a cargo del caso de Solsiret en los últimos meses. 

“El comandante Grandez hizo lectura de todo el expediente del caso y me dijo: [Andrea] ‘Ella va a hablar, ella va a hablar’”, contó Carlos Rodríguez.

La nula investigación

La noche del 23 de agosto, Brian Villanueva llamó a Rosario Aybar para decirle que Solsiret no había aparecido.

La mañana del 24 de agosto, Brian se presentó en la comisaría PNP La Legua del Callao para poner una denuncia. Brian declaró a RPP Noticias que los funcionarios no quisieron atender su denuncia por desaparición y le dijeron que se trataba de abandono de hogar. Ese 24 de agosto a las 11:50 a.m., la Policía emitió una denuncia por abandono de hogar.

En un principio, el caso fue seguido por la División de Personas Desaparecidas y luego pasó a la División de Investigación de Homicidios.

Tanto Carlos Rodríguez como Rosario Aybar indican que las primeras autoridades en investigar la desaparición de su hija, tanto fiscales como policías, le dijeron que ‘se fue con otro’ o ‘se cansó de ser madre’.


¿Qué opinas?