EFE

La sonda Voyager 1, de la Agencia Espacial estadounidense (NASA), se ha convertido en el primer objeto hecho por el hombre en entrar en el espacio interestelar y abandonar el sistema solar, según informó la agencia.

Los científicos explicaron que la nave espacial no tripulada ha cruzado la frontera magnética que separa el Sol, los planetas del sistema solar y el viento solar del resto de la galaxia.

El anuncio se produce más de 36 años después de que la nave espacial no tripulada despegase en un viaje que proporcionó a la humanidad las primeras imágenes de un primer plano de Júpiter y Saturno antes de dirigirse hacia el espacio profundo.

"Al salir de la heliosfera y establecerse en los mares cósmicos entre las estrellas, Voyager se ha unido a otros recorridos históricos de la exploración como la primera circunnavegación de la Tierra o los primeros pasos en la Luna", dijo Ed Stone, científico jefe de la misión.

"Estamos en una nueva región del espacio, donde nada ha estado antes", añadió.

Según la Nasa, Voyager 1 está actualmente a 18.800 millones de kilómetros (11.700 millones de millas) de la Tierra.

Las especulaciones a propósito de que la sonda había salido del sistema solar se han repetido en los últimos años, pero sólo hoy la NASA ha confirmado que las pruebas magnéticas permiten afirmar con seguridad que la nave ha superado la barrera del alcance solar.

EFE